Asi no mas

Archive for the 'Español' Category

¿Cómo comprar un protector solar?

Antes que todo, no soy un experto y lo que voy a escribir lo investigué desde la Web. Si alguien con más conocimiento desea dejar un comentario, bienvenido. La idea es que quienes quieran comprar un protector solar, elijan informadamente aquel que les signifique la mejor relación calidad/precio.

Primero unos conceptos que necesitaremos después.

¿Qué es el “factor de protección solar”?

El número que aparece en los protectores solares es el llamado “factor de protección solar”. Su significado es muy simple: es el número de minutos que se puede permanecer al sol para que nuestra piel se vea afectada como si hubiese estado 1 minuto sin el protector solar. Por ejemplo, un protector solar con factor de protección solar 30 nos permitiría estar 30 minutos al sol y nuestra piel se “quemará” lo mismo que si hubiera estado 1 minuto al sol sin el protector.

Más información: Wikipedia.

¿Qué es el “índice ultavioleta”?

El índice UV es una medida de cuan fuerte es la radiación ultravioleta desde el sol a un punto particular en la tierra en un momento dado. El rango del índice ultravioleta va desde el 0 (cero) al 20, siendo el 0 la ausencia de radiación y el 20 lo máximo. Es importante destacar que el índice ultravioleta varía según el lugar donde estemos y la hora del día.

Más información: Wikipedia

¿Cuánto tiempo puedo estar al sol sin dañar mi piel?

Esto depende directamente del índice ultravioleta: mientras más alto, menos tiempo se puede estar al sol. Otro factor que influye es el color de la piel. Una piel blanca (sensible) puede estar al sol menos tiempo que una piel más oscura.

¿Entonces?

Basta de chachara y veamos que factor de protección solar necesita cada persona. La formula que utilizaremos será la siguiente:

FPS = HORAS * 60 / RESISTENCIA

HORAS es la cantidad de horas que quiero estar al sol en 1 dia. RESISTENCIA depende del tipo de piel y del índice UV. Puede verse en la siguiente tabla:

Índice UV Piel clara Piel oscura
0-2 80 110
3-5 40 60
6-7 25 35
8-10 20 30
11-20 15 25

Entonces, si tengo la piel clara y vivo en Santiago de Chile, donde el índice UV en verano es de 14, mi resistencia es de 15 minutos. Además, quiero andar 5 horas en la calle. La formula quedaría:

FPS = 5 * 60 / 15 = 20

¡Con un protector solar con factor de protección solar de 20 me alcanza!. No uno factor 50 ni 60. 20 es suficiente. Siendo generoso (y precavido) compraría uno con factor de protección 30.

Para saber el índice de protección en su ciudad se puede usar esta lista.

Espero que les sirva. No olvidar aplicar de nuevo el protector después de máximo 3 horas.

1 comment

¡Garantía legal de 3 meses! – ¡Que no lo engañen!

Esta vez postearé en español principalmente porque lo que voy a escribir es de interés solo para mis compatriotas chilenos.

La historia comienza así:

En navidad, y después de 26 (casi 27) años, recibí de regalo una Oxford RALLY BA2645. Al principio fue todo una maravilla ya que la bici funcionaba mucho mejor que la marca chancho que me había comprado hace como 10 años: los cambios pasaban más o menos bien (pensé que con ajustarlos bastaría, pero nunca llegué a hacerlo), ahora tenía amortiguación delantera, componentes de mejor calidad, entre otras chorezas.

El problema comenzo al darme cuenta que el sillín se bajaba, lo que hacía bastante poco placenteros los paseos en bicicleta. También encontré que la bici era un poco dura de atrás (fijense que no tiene suspensión).

Considerando que la había comprado hace poco y que por consejo de un amigo que me mencionó la garantía legal de 3 meses que tienen por ley (LEY-19496, artículos relevantes: 19, 20c e inicio del 21) todos los artículos nuevos, decidí ir a devolverla (la idea era comprarme una con doble suspensión por internet).

Llegué al Falabella del plaza oeste y le informe a un vendedor de mi intención de devolver la bici. El vendedor miró la boleta y mientras encerraba en un círculo la fecha de compra me dijo que a lo único que podía optar era al servicio técnico. Esto porque ya habían pasado más de 10 días desde la compra (hacía ya 1 mes que tenía la bici).

Le respondí que -según tenía entendido- el consumidor contaba con 3 meses para elegir si deseaba reparar, cambiar o solicitar la devolución del dinero en caso de que el producto presentara alguna falla.

Mi desfachatez, desde su punto de vista, causó una leve sonrisa y con un cariñosamente pronunciado “Jefe” transfirió la conversación al encargado de la zona deportes que justo se encontraba a su lado.

Afortunadamente para mi, este personaje resulto ser, además de jefe de ventas, abogado. Me aclaró que daba lo mismo los 3 meses a los que yo hacía referencia y que la tienda podía reparar mi bici hasta 3 veces y recién ahí me la cambiarían si no quedaba buena. Textualmente: “Señor, debería interiorizarse más en la ley”.

Como no tenía nada para respaldar mi posición, me retiré calladamente, pero indignado después de haber sido tratado de ignorante.

Para hacer el cuento corto, contacté a mi amigo (el que me mencionó la ley) y le pedí que me acompañara a reclamar. El se encargó de llamar al SERNAC y le indicaron la ley que debía imprimir y que articulos debía destacar para llevarlos a la tienda.

Partimos en la tarde del mismo día a Falabella y hablamos con el mismo jefe de ventas. Me permití un pequeño desquite diciendole: “…Y le hice caso, me interioricé en la ley… Y resulta que yo tenía razón”.

El jefe de ventas leyó los artículos destacados y después de intentar tergiverzar lo que ya era más claro que el agua, aceptó la derrota (seguramente conocía la ley, pero trató de engañar hasta el final). Paso siguiente, ordenó que revisaran la bici.

Efectivamente la abrasadera del sillín estaba mala y el vendedor ofreció cambiarla. “No gracias, quiero devolverla”, le dije. El vendedor se encargó de aclararle a su jefe que después de una limpiadita, la bici quedaría lista para la venta (¡nótese que a alguién le venderán mi bici usada por 1 mes como nueva!)

Finalmente me devolvieron la plata que se había pagado como pie y se anularon las cuotas restantes. Final feliz.

Para hacer más feliz el final, puse 35.000 más y me compré una Trek 3900 en Sparta (no olviden regatear hasta conseguir su 20% de descuento, a mi me dieron solo 15%).

Les recomiendo fuertemente la Trek. Es de aluminio (mucho más liviana que la Oxford de acero), tiene mejores componentes y todo funciona como corresponde.

Como comparación, aca hay unos números al hacer el mismo trayecto con ambas bicicletas (desde mi casa en San Bernardo hasta Pirque):


Bicicleta       |  Oxford  |   Trek   |
---------------------------------------
Distancia       |    40.7  |    40.9  | [km]
Vel.  Promedio  |    19.2  |    21.8  | [km/hr]
Vel.  Máxima    |    41.6  |    49.1  | [km/hr]
Tiempo  total   | 2:06:52  | 1:52:38  | [hrs]

La diferencia de rendimiento está a la vista ;-)

4 comments